Buscar

Celebra conmigo la vida que eres, que vida que soy, la vida que somos.



Va finalizando julio y llega para mi uno de los meses más importantes del año, no solo porque es la celebración de mi vida en este plano físico; este mes se celebra la semana mundial de la lactancia humana y en esta celebración me detendré un poco, ya que este lugar físico y virtual llamado la Montaña Casa de medicina, adopta este nombre por la experiencia personal que yo Tati Berrio tuve en ese mágico tiempo de lactar a mis dos hijos, y que he tenido también acompañando a muchas familias en su proceso de leer profundo cada momento de la lactancia.

Te estarás preguntando ¿Cuál es la relación? Y te la voy a contar:


La Montaña desde lo aprendido y transitado con mi proceso, los procesos que he acompañado y con la experiencia de tejerme desde visión de pueblos tradicionales indígenas, me ha permitido reconocer el valor y la medicina de la Montaña, ese lugar físico que al subirlo, calentamos el cuerpo y enfriamos la mente para reconocer en la cima de ella, las infinitas posibilidades humanas, y en nuestro territorio cuerpo ese lugar de las montañas o cerros, son nuestras mamas, tetas o senos, del cuál muchas mujeres madres alimentamos a nuestros hijos, pero para quienes no tienen hijos físicos, pero tienen hijos proyectos, animales… sigue siendo ese lugar del alimento.


Justo entre las dos montañas tenemos a ese centro energético llamado corazón, ese que se expande para dar y recibir, para alimentar y ser alimentados, ese que nos recuerda el canto y la danza de cada ser en la tierra, ese que la ciencia hoy llama el segundo cerebro.

Por esta razón este espacio se llama La Montaña, casa de medicina, donde se alimenta la vida, donde se visualizan las infinitas posibilidades humanas y donde también se da dirección hacia el lugar físico, emocional, metal y álmico donde realmente se desea estar.

Por todo esto he decidido celebrar mi vida y la vida de la Montaña contigo que haces parte de esta comunidad, que me lees, que haces o hiciste algún proceso conmigo, o que deseas iniciar proceso.

ahora te voy a contar cómo puedes hacer parte esta celebración y recibir un regalo de la Montaña para celebrar tus procesos, tu aprendizaje, tu crecimiento; es muy sencillo participar de este regalo, solo tienes que agendar tu cita presencial para el mes de agosto y en ella además de acompañar tu proceso con lo que desees o necesites, yo voy a entregarte medicina de cacao ceremonial para acompañar ese momento.

Así celebrare mi vida, con la tuya, celebrare mi crecimiento, reconociendo el tuyo, y nos dispondremos a expandir amorosamente nuestro corazón para recibir la bendición de expansión del cacao y recordar el movimiento de nuestro ser intuitivo, de nuestra alma




¿Quieres agendar tu cita?


9 visualizaciones0 comentarios