Buscar

Consulta de territorio.

Los cuadro rumbos traen mensajes claros para el aquí y el ahora.


En el rumbo del Oriente escuche el sonido de un gallo, recordado que es el amanecer, me traía en su magia la fe, la tolerancia, la humildad [humanidad] el respeto y la gratitud.


Emprendí el viaje y en él encontré el valor y la paciencia, así como cuando una gallina nos ofrenda sus huevos, mágico como todo el caminar, vi los conejos, con sus pies alargados, haciendo el caminar rápido muy a pesar de todos sus adversarios.


En ese caminar mágico me recordaba el poder de la fantasía que se hace realidad, porque allí también me habitaba.


En el tiempo del descanso junto en el rumbo del sur los sonidos se agudizaron para recordarme el aquí y el ahora, cristales, plantas y los ojos de una lechuza me recordaron mi visión. Los rezos de una maga protegían tu casa y la mía, primera piedra del castillo que una vez habitamos.


Hay amargura en el camino sí que la hay, pero después de ella, el alfarero vuelve a tomar El barro entre sus manos y la vida vuelve a hacerse de nuevo, la justicia llegaba e el lugar se envolvía de paz.


Retorna los ojos grandes, con una mirada profunda que me conduce al rumbo del poniente, con la valentía y el coraje de los nuevos inicios después de la noche oscura.


Y al llegar al norte te recuerdo, recuerdo las discusiones por ver sólo hacia afuera, pero en la figura de mis hijos duales, también recuerdo que un día te adelantaste y tienes gran conocimiento del camino, este tiempo te pone también a ti de cara a dejarte ser enseñable.


La magia es perfecta y sin duda el tejido está en su perfecto orden, cada reflejo de los 4 rumbos, me recuerda a mi misma y hoy agradezco, porque el amor viene de mi y retorna a mi.


Y aquí estoy en ofrenda permanente a la tierra, sanando las historias que un día me trajeron a este lugar, la mujer sanadora que soy me habita más que nunca, la he recordado y ahora caminamos juntas, porque soy yo misma.


No dudes en contactarme si deseas hacer tus propias consultas integrándolas a tu forma de interpretación, a tu propia visión.


13 visualizaciones0 comentarios