Buscar

Esta es la historia de Amapola

Actualizado: 6 ago 2021

Al trabajar en mi de forma constante y estar atenta en la visión clara de mis pensamientos encontré un pensamiento en mi que me llevaba a tener una creencia y unos resultados fieles a esa creencia:

“No tengo por que me lo quitan” te lo contare a través de una historia y te invito para que te preguntes ¿en qué lugar de esa historia estás y qué personaje eres?

Esta es la historia de Amapola.

Amapola tomo la decisión de llegar a la tierra a través de un padre que desde sus estructuras de pensamiento repetía patrones de escasez y abandono, sus bisabuelos habían sido despojados de sus tierras, y estos improntaron en su pensamiento que solo merecían ser saqueados de sus bienes más preciados, de generación en generación esta impronta continuaba, como semilla en el pensamiento que se hace fruto en cada decisión de la vida.

Su madre tenia a su pensamiento como semilla el creer que no merecía, porque su tierra (cuerpo y tierra hábitat era violentada), desde estas dos estructuras de pensamiento, Amapola tiene la visión clara de aprender a ver de forma analógica la relación con todo cuanto existe.

Amapola llega a la tierra y su primer vivencia es a través de la violencia, poniendo como semilla de pensamiento el ser fiel al patrón de la madre, meses mas tarde su madre se entera que el padre se va y hace una familia con otra mujer y Amapola pone como semilla de pensamiento “no merezco tener a papá, porque me lo quitan”

Amapola crece y en su infancia cuando estaba en su tiempo de aprender a través de los modelos repetitivos de quienes acompañan su camino, llega un adversario a su vida y violenta su tierra cuerpo, para seguir siendo fiel a la estructura de pensamiento de su madre, Amapola se queda en silencio y olvida este suceso durante algunas décadas.

A Amapola le llega su primera gota de luna y su tierra matriz empieza a sentirse en disconfort de ser mujer, porque le duele serlo y siente que no merece serlo, por esto toma la decisión de crear para su tierra cuerpo mayor adversidad, crea hormonas que le permiten ocultarse a través de los bellos de su cuerpo, y para seguir siendo fiel a la semilla de pensamiento de su padre. En esa misma época vive un cambio que le hace moverse de domicilio, porque con quienes vivía otro adversario les había quitado todo lo material que soportaba sus vidas y ya no podía estar con ellos, así ella refuerza su semilla de “no tengo o no merezco porque me lo quitan”

El tiempo del placer para Amapola cruza la puerta de su vida, pero cruzar a través de las semillas de su pensamiento: en disconfort y displacer; no acepta relaciones de respeto, soporte y contención y atrae relaciones que le revelan sus modelos de pensamiento implantados como fidelidad a sus padres, y así como guardo en la caja del olvido que se abre de manera inconsciente al adversario, este le susurraba una y mil veces que esto era lo que merecía y ella hacia caso aunque no entendía de donde venia esa manifestación.

Amapola empieza a trabajar y a ser el soporte y sustento de su familia, pero esta vez lleva todos sus aprendizajes a la manifestación de la moneda de intercambio de esos tiempos, como en su semilla de pensamiento esta el “no tengo porque me lo quitan” aprende a crear y manifestar la moneda de intercambio, pero en déficit, a través de deudas que le refuerzan una y otra vez ese aprendizaje mayor que traía para la existencia en este plano tierra.

Su matriz le recuerda que es una gran manifestadora, trae a la tierra dos semillas humanas que la confrontan y ponen ante sus ojos su mayor medicina, la posibilidad de ver mas allá de la limitada visión colonizada humana.

Luego como una revelación divina ella entiende que su medicina debe ponerla al servicio de la humanidad, seguía siendo fiel a su semilla de escasez y de esfuerzo, ¡porque sostener el no merecer, lleva a un gran esfuerzo!, pasaba días enteros sin encontrar el camino, pero con la claridad de su visión que debía sostener el rezo de su medicina, su cuerpo comenzó a fatigarse y el adversario volvió de nuevo, esta vez desde adentro, desde su propio cuerpo; para mostrarle a Amapola que ella misma había creado esa realidad, pero aun no tenia la visión completa de aquella experiencia.

Llego para ella la posibilidad de reconocer el adversario, ese que le había enseñado a mamá con la violencia de la tierra y ese que le había enseñado a papá el no merecer porque lo quitan, al reconocerlo, lo nombra y reconoce que es una semilla de su pensamiento, ahora cada vez que llega su pensamiento le habla por el nombre que le dio y le explica que ya no es su momento, porque Amapola entendió que sus padres fueron vehículos y ella no es la responsable de sus historias y entendió también que para manifestar en el afuera, así como lo hace la matriz, debe ir a su semilla, debe ir a su vientre para limpiar la semilla y permitir un fruto diferente.


Escrito por Tatiana Berrio.


Comparte en el cajón la respuesta de las dos preguntas





24 visualizaciones0 comentarios