Buscar

Partería, un legado.

la partería tiene diferentes caminos de acompañamiento como Guardianes de la vida y de la muerte.


Nuestr@s abuel@s, ancestr@s, curander@s, médic@s tradicionales y parter@s han entregado su legado para resguardarlo entre tod@s y continuar sembrando la intención de las nuevas generaciones, cuidando así el legado evolutivo de la humanidad.

Hoy en la tierra existe una raza, tribu, clan de guardianes de diversas medicinas que acompañan el descubrimiento de la medicina personal, este clan hoy canta y danza a la tierra sembrando la intención de caminar hacia el origen aprendiendo a ser humanos, ponen plantas, cristales y alimento en la tierra para sostener el rezo.

Aquí estan: parter@s y acompañantes de procesos personales, recordando y reconociendo que son guardianes de la vida y de la muerte, guardianes de la semilla humana desde diferentes áreas y procesos humanos.


much@s se presentan como portadores de medicinas que permiten una experiencia expansiva de la consciencia, otr@s acompañan a gestar, parir y criar la semilla humana, otr@s están en trabajos oficiales escuchando y dando su palabra de sostén, soporte y cuidado a l@s demás, otr@s simplemente caminan observando y agradeciendo cada paso que dan.

Agradecen a los 4 elemento, piden permisos a los 7 rumbos y recuerdan que son almas viviendo y aprendiendo de la experiencia humana, sueñan con una humanidad despierta, entendiendo que el despertar es un trabajo diario, sin pretensión de iluminación solo estando en presencia el tiempo que permita los enredos de la mente y la colonización del pensamiento.

Reconocen la luna como la gran maestra de la ciclicidad que son y habitan todos en cada proceso, situación y relación humana; se conectan con el alma y ese susurro intuitivo que no siempre es escuchado, aprenden de diferentes técnicas, ciencias y demás estudios para ampliar la medicina personal, reconocerla y darla a los demás.


Ven y agradecen la dualidad en todo cuanto existe y las múltiples formas de ser gente en esta tierra, hablan con los animales, plantas y piedras, esos que les recuerdan los mensajes y las memorias de la historia propia, reconocen la palabra como la manifestación y materialización mas pura.


Se ríen, cantan y danzan cada decisión tomada, masajean el cuerpo recordando que es la tierra mas sagrada que habita cada ser, hacen preparaciones, elixir, alquimia con sus manos, su palabra y su cuerpo, se equivocan y reconocen el error sin sentirse por encima de nadie, solo sabiendo que el mayor desafío de esta existencia es SER HUMANO.

24 visualizaciones0 comentarios